La Generalitat reabre su oficina en Madrid para "intensificar la presencia valenciana en los centros de decisión"

Contador
Inauguración oficina Generalitat Valenciana en Madrid
EUROPA PRESS
Actualizado 14/02/2018 21:49:46 CET

Puig asegura que "combatirá" la infrafinanciación desde el respeto a la ley y el diálogo pero avisa: "No vamos a ser sumisos"

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

La oficina de la Generalitat Valenciana en Madrid ha iniciado este miércoles su nueva andadura --seis años después de su cierre por el anterior ejecutivo del PP de Alberto Fabra-- como plataforma de "aterrizaje" de la Comunitat para "intensificar su presencia en los centros de toma de decisión" y hacer "visible" el potencial y las reivindicaciones de la sociedad valenciana, entre ellas, el problema de la "infrafinanciación".

Así lo ha manifestado el jefe del Consell, Ximo Puig, durante la inauguración de la sede, ubicada en la calle Españoleto de la capital española, en un acto en el que también han intervenido el presidente de la Fundación Conexus, Manuel Broseta, y el delegado del Consell para las Relaciones Institucionales, Joan Calabuig, y que ha congregado diversos representantes del mundo emprearial como el presidente de Ford España, Jose Manuel Machado, el presidente de la CEV, Salvador Navarro, así como representantes políticos.

Puig ha señalado que se trata de una sede "modesta" que asume la realidad actual, con muebles reciclados, pero que pretende ser una "pequeña plataforma" abierta a los diversos sectores de la sociedad valenciana para "trabajar juntos" para darle la visibilidad que merece como "paradigma de crecimiento económico y políticas sociales inclusivas", ya que en Madrid "no se conoce tanto como nos gustaría", ha admitido.

En este sentido ha hecho hincapié en el problema de la infrafinanciación valenciana y su deuda para asegurar que en este tema la Generlaitat se mantendrá "siempre en la vía democrática, respetuosa con la ley y el diálogo" pero ha advertido que "esa lealtad ha de ser de ida y vuelta". "No vamos a ser sumisos" y "no vamos a aceptar que se nos toree" en este tema, ha subrayado.

Así, ha criticado que en las últimas semanas "algunas CCAA y dirigentes del PP están intentando torpedear cualquier tipo de acuerdo y eso no se puede consentir", ha dicho. En su opinión, hay que abordar el modelo de financiación desde una perspectiva global" y "buscar una solución que genere equidad entre los ciudadanos" de todas las regiones.

En estos momentos, ha señalado, aunque algunos piensen que la Comunitat es el "Levante feliz" o que se ha "despilfarrado" mucho, la Comunitat Valenciana está once puntos por debajo de la renta española, y desde el año 2000 hasta ahora hay un déficit acumulado de financiación de más de 20.000 millones de euros y a su entender "es una deuda del Gobierno de España con la Comunitat Valenciana". "Se trata de pasar cuentas sin confrontación", ha agregado.

De este modo ha lamentado el "incumplimiento flagrante" del Gobierno de España al no reformar el sistema de financiación en 2017 y ha advertido que no va a consentir "ni una dilación más".

En cualquier caso, Puig ha defendido que "es el momento valenciano de crecimiento, estabilidad política y honradez y no lo podemos perder" pero para ello "es fundamental compensar la infrafinanciación de muchos años. La deuda no es un problema de la Comunitat Valenciana, es un problema de la hacienda española", ha puntualizado.

No obstante, ha dejado claro que este "combate" reivindicativo no lo pueden hacer "solos", sino que se trata de "trabajar juntos" y para ello, la sede de la Generalitat en Madrid quiere ser una "pequeña plataforma".

"INVERSIÓN AUSTERA PERO INTELIGENTE"

Desde la Fundación Conexus, --lobby empresarial con espacio propio en la sede valenciana, que se encargará de la gestión de las salas y se hará cargo de los gastos de mantenimiento--, su presidente Manuel Broseta ha coincidido con Puig en la necesidad de "ganar peso en las decisiones importantes que se toman en Madrid".

Esta sede supone una "inversión austera pero inteligente", ha asegurado, que será punto de encuentro para personas, empresarios, asociaciones, sindicatos y cualquier valenciano que necesite algo en Madrid.

La idea de esta colaboración entre el Consell -con un despacho en la sede-- y la Fundación Conexus -con dos despachos propios y encargada de la gestión del resto de salas-- es "dinamizar" la sede para poner de relieve las "fortalezas" de la Comunitat Valenciana.