Las grandes empresas familiares valencianas contribuyen al empleo 14 puntos más que la media española

Las Grandes Empresas Familiares Valencianas Contribuyen Al Empleo 14 Puntos Más
BANKIA
Publicado 12/06/2018 15:26:26CET

Sin embargo, el tejido empresarial valenciano presenta un "problema de dimensión" y "déficit de inversión en tecnología y conocimiento"

VALENCIA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las grandes empresas familiares valencianas contribuyen al empleo y a la generación de valor añadido 14 puntos por encima del conjunto de las empresas familiares españolas ---64% frente al 50%--. De hecho, las empresas familiares de la Comunitat, que suponen el 91,1% de las sociedades mercantiles de la región, tienen mayor dimensión que las nacionales con un tamaño medio de 39,6 trabajadores, diez empleados más que el conjunto de las sociedades familiares (29,1).

También responden mejor las compañías familiares valencianas en el nivel de eficiencia del capital humano, que se sitúa dos puntos porcentuales por encima de la media nacional y aunque pagan salarios similares a las familiares españolas, sus gastos de personal representan el 15% de las ventas, frente al 17,1% de las firmas nacionales.

Así se desprende del primer estudio del Observatorio sobre Gobierno, Estrategia y Competitividad de las Empresas 'Observatorio GECE', una iniciativa que nace de la colaboración entre Bankia y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) junto a la Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de València (CEFUV), con el objetivo de analizar la evolución de la competitividad de las empresas valencianas y los factores internos que pueden contribuir a mejorarla, con especial atención a la empresa familiar. Para ello elaborará informes cuatrimestrales.

El primero ha sido presentado este martes por el consejero delegado de Bankia, José Sevilla; el director de Investigación del Ivie, Francisco Pérez; el investigador del Ivie y director de la Cátedra de Empresa Familiar, Alejandro Escribá; y el director de Negocio de Empresas de la Comunitat Valenciana y Murcia, José Manuel García Trany.

El documento --que se basa en una muestra de más de 200.000 empresas españolas y 60.000 de la Comunitat Valenciana-- señala que el tamaño empresarial es "clave" para afrontar las necesidades actuales y mejorar la productividad. Sin embargo, advierte que "las empresas valencianas tienen un problema de dimensión, con una media de 16,1 empleados por empresa frente a la media española de 19,5 trabajadores".

Además, según se deduce del informe, la contribución económica de las empresas valencianas grandes y medianas es menor que la media del conjunto nacional, ya que su aportación al empleo se sitúa seis puntos por debajo del promedio nacional y su participación en el valor añadido de la producción se queda 9 puntos por debajo de la media española.

En concreto, las empresas valencianas no familiares son "menos eficientes" que sus homólogas españolas. Pese a pagar de media 4.800 euros menos a sus empleados, los gastos de personal sobre ventas representan un 14,4%, mientras que en el caso de las no familiares españolas suponen un 12%.

En este punto, el documento señala que el tamaño incide directamente en la capacidad de remuneración salarial y en la eficiencia de dicha inversión en capital humano. Así, las grandes empresas de la Comunitat Valenciana pagan salarios un 20% más elevados que las microempresas y, sin embargo, logran una mayor eficiencia ya que sus gastos de personal representan el 13,1% de las ventas, frente al 22,5% que suponen en las microempresas.

RENTABILIDAD Y SOLIDEZ FINANCIERA

El primer informe del Observatorio GECE también aborda la rentabilidad económica de las empresas, que se sitúa en el 4,8% en el ámbito nacional y baja al 4,6% en la Comunitat Valenciana. Nuevamente, el factor tamaño marca diferencias, ya que la rentabilidad de las empresas medianas y grandes se eleva al 6,6% y al 6,3%, respectivamente.

Por su parte, la rentabilidad de las empresas familiares también se sitúa ligeramente por encima de la media, alrededor del 5,2% tanto para España como en la Comunitat. El "carácter más prudente de las empresas familiares" se refleja en que el porcentaje con rentabilidades negativas (8,7%) frente al 15,2% de las no familiares, aunque también es menor el porcentaje de familiares que logran tasas de rentabilidad superiores al 20%.

El estudio destaca la "solidez financiera" de las empresas, tanto valencianas como españolas, tras un periodo de crisis con grandes complicaciones en este sentido. En torno al 75% de compañías se encuentran en una situación de bajo riesgo de impago a corto plazo.

"DEBILIDAD" EN LA 'ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO'

El Observatorio GECE dedica especial atención en este primer informe al estudio de la especialización sectorial, que en la Comunitat Valenciana se concentra en el comercio y la industria manufacturera, ha señalado el investigador del Ivie, Alejandro Escribá. Según ha explicado, el peso de los sectores intensivos en conocimiento y tecnología en la Comunitat Valenciana se sitúa por debajo del promedio nacional.

Así, el valor añadido generado por los sectores industriales de intensidad tecnológica medio-alta tiene un peso del 21,3% sobre el total generado por la industria, mientras que en el conjunto español asciende al 39,3%. También en el sector servicios, la contribución relativa de los sectores intensivos en conocimiento al valor añadido en España (41,5%) duplica a la de la Comunitat Valenciana (20,8%).

En este caso, la "debilidad" y el "déficit" en la llamada 'economía del conocimiento' también se traslada a las empresas familiares valencianas, ya que su actividad en sectores de servicios intensivos en conocimiento es tres veces inferior a la de las no familiares.

INFORMACIÓN PARA QUIENES TOMAN DECISIONES

El Observatorio GECE nace como herramienta para "aportar soluciones" ante las debilidades o posibles problemas de las empresas valencianas, a las que ha animado a aportar información sobre su actividad, también desde la perspectiva de gobernanza y estrategia empresarial, dos aspectos cuya en influencia quiere profundizar. Éste les dará información personalizada sobre sus puntos fuertes y puntos débiles en comparación con competidores en el conjunto nacional y en la Comunitat.

Para el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, se trata de "un proyecto muy atractivo porque su objeto de análisis es la competitividad, que es el principal factor determinante del éxito de las pymes españolas, un segmento prioritario para Bankia".

El Observatorio GECE es una "herramienta ambiciosa y que aporta valor, ya que no solo trata de caracterizar la competitividad de las empresas valencianas, sino que además tratará de identificar las áreas de mejora", ha subrayado.

Por su parte, el director de Investigación del Ivie, Francisco Pérez, ha señalado que "el Observatorio GECE quiere ser una plataforma digital para generar y compartir conocimiento empresarial que permita conocer más pronto y mejor qué está pasando en el tejido productivo valenciano" y que permita "ofrecer información a quienes toman decisiones" para "ayudarles a decidir menor".

En la misma línea, el investigador del Ivie y coordinador del estudio, Alejandro Escribá, ha subrayado "la oportunidad que proporciona el Observatorio GECE para avanzar en el conocimiento de cómo las empresas pueden mejorar sus niveles de competitividad a través del desarrollo de las características y las capacidades de sus órganos de gobierno y liderazgo estratégico".