Camón destaca que los beneficios del turismo de cruceros se reparten por toda Gran Canaria

Publicado 04/04/2015 12:50:56CET
Recibimiento a las tripulación del Britannia
CEDIDO POR CABILDO DE GRAN CANARIA

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Turismo del Cabildo, Melchor Camón, ha destacado que los beneficios del turismo de cruceros se reparten por toda Gran Canaria, después de que unos 800 de los 3.700 pasajeros del 'Britannia', que atracó este viernes en Las Palmas de Gran Canaria, realizaran excusiones por el interior de la isla.

"Estamos muy contentos por recibir a este crucero británico que viene a Gran Canaria en su viaje inaugural", dijo en declaraciones a los medios de comunicación.

En este sentido, Camón explicó que el capitán del Britannia le confirmó que de los 3.700 pasajeros que transporte, más de 1.000 han decidido disfrutar de las actividades que les ofrecía Las Palmas de Gran Canaria.

"Y 800 --continuó-- han hecho excursiones al interior de la isla, con lo que es una realidad que el turismo que nos llega recorre toda Gran Canaria, lo que hace que los beneficios de este turismo se repartan por toda la isla".

Por su parte, la ciudad acogió este Viernes Santo la llegada del Britannia --de la naviera P&O y considerado el crucero más grande del mercado en el Reino Unido--.

El Ayuntamiento, junto con la Autoridad Portuaria y el Patronato de Turismo, preparó un recibimiento especial para los pasajeros y las tripulaciones de este crucero, que ha sido botado recientemente por la Reina de Inglaterra, Isabel II, en el puerto de Southampton.

El 'Britannia' atracó en el Muelle Santa Catalina este 3 de abril a las 07.00 horas, y zarpó de la capital a las 18.00 horas.

El barco, que se construyó en los astilleros de Fincatieri, en Italia, mide 1.082 pies de eslora (330 metros) y pesa 141.000 toneladas. Cuenta con quince cubiertas, trece restaurantes, trece bares, nueve espacios de recreo, cuatro piscinas y más de 1,800 camarotes, y su casco está decorado con una bandera del Reino Unido, de 94 metros, en la proa.