Ya son 235 los fallecidos y al menos 130 los heridos en el atentado con bomba contra una mezquita en la provincia del norte del Sinaí (Egipto), seguido de dos ataques con armas ligeras, primero contra los supervivientes y después contra las ambulancias que les trasladaban, según ha confirmado la televisión estatal, en lo que se trata ya del atentado más sangriendo de la historia reciente de Egipto, por delante del derribo del vuelo 9268 de Metrojet, en la misma zona, en 2015.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies